Make your own free website on Tripod.com

Biografía del Almirante

 
     
   
    
         
   
   
  
 
    
  
  
   
 

Los primeros años: 
1451-- Nace en Génova. Es hijo de un comerciante de sedas y tejedor.
1476-- Nada hasta la costa cuando su barco es hundido por piratas en Portugal.
1476-- Se une a su hermano Bartolomé, cartógrafo en Lisboa.
1477 a 1482-- Realiza viajes comerciales a Islandia y Guinea.
1484-- Concibe  «La Empresa de las Indias.» Intenta convencer al rey  Juan de  Portugal para que apoye su plan.
1485-- Se dirige a España.
2/1/1492-- Fernando e Isabel conquistan Granada, la última ciudad musulmana en  España.

 
  
 

 
  
  
 
   
 

El primer viaje:
2/8/1492-- Parte del puerto de Palos (Huelva).
6/9/1492-- Parte de La Gomera (Islas Canarias) después de efectuar reparaciones  y repostar. 12/10/1492-- El Nuevo Mundo es avistado a las 2 a.m. por Rodrigo de Triana.
29/10/1492 -- Llega a Cuba.
22/11/1492-- Martín Alonso Pinzón, capitán de la Pinta, deserta en la expedición a Cuba.
1/12/1492-- Colón llega a la Española.
25/12/1492-- La Santa María naufraga en la Española. Colón funda el  fuerte de La Navidad.
6/1/1493-- Pinzón se reúne de nuevo con Colón. 16/1/1493-- Colón parte de la Española rumbo a España.
15/2/1493-- Avista la isla Santa María en el archipiélago de las Azores.
4/3/1493-- Llega a Lisboa.
15/3/1493-- Regresa a Palos, España
.

 
  
 
  

 
  
  
 

C. Colón  desembarca en
La Española

 

   
 

El segundo viaje:
9/1493-- Una gran flota  con 17 barcos parte de Cádiz.
13/10/1493-- Parten del Hierro (Islas Canarias), poniendo rumbo W-S-W.
3/11/1493-- Avista la isla Dominica al alba; poco después avista la isla Guadalupe.
22/11/1493-- Llega a la Española.
28/11/1493-- Regresa a La Navidad. Encuentra el fuerte destruido.
8/12/1493-- Funda una nueva colonia en La Isabela.
24/4/1494-- Navega desde la Isabela en busca de tierra firme.
30/4/1494-- Llega a Cuba.
5/5/1494-- Llega a Jamaica.
14/5/1494-- Regresa a Cuba. 
13/6/1494-- Parte de regreso para  La Isabela.
20/8/1494-- Llega a La Española.
10/3/1496-- Parte de La Isabela rumbo a España.
8/6/1496-- Alcanza las costas de Portugal.

 
  

 
  
 
  
   
 

El tercer viaje:                                                   
30/5/1498-- Parte desde Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) con seis barcos.
19/6/1498-- Llega a La Gomera (Islas Canarias); divide la flota en dos grupos.
4/7/1498-- Parte desde la Islas de Cabo Verde.
31/7/1498-- Llega a Trinidad.
13/8/1498-- Abandona el Golfo de Paria, llega a  Margarita.
19/8/1498-- Llega a La Española.
10/1500-- Colón es arrestado y enviado a España encadenado.

 
  
 

 
  
 
   
 

El cuarto viaje:
11/5/1502-- Parte de Cádiz con cuatro barcos.
29/6/1502-- Llega a Santo Domingo ( La Española).
30/7/1502-- Llega a la Costa de los Mosquitos (actualmente Nicaragua).
9/1/1503-- Establece una guarnición en Río Belén.
6/4/1503-- La guarnición es atacada por los indios y abandonada..
16/4/1503-- Abandona  Río Belén poniendo rumbo a España.
25/6/1503-- Los barcos encallan y son abandonados en Jamaica. La tripulación está  aislada.
29/6/1504-- La tripulación es rescatada de Jamaica.
7/11/1504-- Colón regresa a España.
20/5/1506-- Colón muere en  Valladolid.

 
  
 
  

  
  

   
 

Dos tumbas para Colón

Dos tumbas distintas y un solo cadáver verdadero. Dos catedrales se disputan el honor de poseer los restos de Cristóbal Colón: la de Santo Domingo y la de Sevilla. El Almirante fue sepultado primero en Valladolid, donde había muerto el 20 de mayo de 1.506: Después ,en ese mismo año, su hijo Diego trasladó los restos a Sevilla. Diego Colón, que sustituyó a Ovando como gobernador de la Española, falleció en 1.526. Su viuda, María de Toledo y Rojas, virreina de las Indias, trasladó los restos de Diego y de su padre a La Española, donde fueron enterrados en la catedral de Santo Domingo . En 1.795, cuando España cedió a Francia la isla, entre los objetos evacuados a Cuba iba una cajita que contenía los restos de Colón, que fueron sepultados en la catedral de La Habana. Pero en 1.877, durante unas obras en la catedral de Santo Domingo, apareció una caja funeraria rotulada con el nombre del Almirante ("C.C.A"). En la caja había vértebras y fragmentos de otros huesos, junto con una delgada chapa de plata que llevaba la inscripción -- U" A P"TE DE LOS RTOS DEL PMER  ALTE D CRISTOVAL COLON DES -- (última o única parte de los restos del primer almirante Don Cristóbal Colón descubridor), y una bala del plomo que algunos atribuyeron a un hipotético disparo  recibido por el Almirante en su juventud. El arzobispo de aquella archidiócesis, el italiano Rocco Cochia, anunció que aquellas eran las verdaderas reliquias del Almirante. Pero, la Real Academia de la Historia, a instancias de Cánovas del Castillo, emitió su veredicto: " Los restos de Colón yacen en la catedral de La Habana a la sombra de la gloriosa bandera de Castilla ".
En 1.898, cuando España se retiró de Cuba, los restos colombinos de la catedral de La Habana se trasladan a la metrópolis y fueron sepultados en Sevilla, donde todavía permanecen. Cuando abrieron la caja que los contenía las personalidades invitadas al solemne acto pudieron contemplar " una porción de tierra que no levantaba dos centímetros y algunas astillas de hueso ". Recientemente se celebró un congreso colombino en Sevilla. Durante la visita a la catedral, el delegado dominicano se negó a posar junto a la tumba del Almirante. El representante del arzobispo zanjó sabiamente la polémica: " Aquí están los restos de Colón. Luego, cuando salgan, discutan ustedes lo que quieran ".
Algunos investigadores barajan la posibilidad de que el hallazgo de 1.877 no sea una falsificación, y que los restos de Sevilla pudieran pertenecer a Diego Colón.

 
   
 

La otra versión del Descubrimiento

 
  
 
        
 
 

El histórico viernes
de octubre

En El Otoño del Patriarca, Gabriel García Márquez recrea el episodio de la llegada de Colón a Guanahaní con palabras del propio Diario colombino, pero desde esta otra perspectiva:

"...Y por fin encontró quien le contara la verdad, mi general, que habían llegado unos forasteros que parloteaban en lengua ladina pues no decían el mar sino la mar y llamaban papagayos  a las guacamayas, almadías a los cayucos y azagayas a los arpones, y que habiendo visto que salíamos a recibirlos  nadando en torno a sus naves se encarapitaron en los palos de la arboladura y se gritaban unos a otros que mirad qué bien hechos, de muy fermosos cuerpos y muy buenas caras, y los cabellos gruesos y casi como seda de caballos, y habiendo visto que estabamos pintados para no despellejarnos con el sol se alborotaron como cotorras mojadas gritando que mirad que de ellos se pintan de prieto, y ellos son de la color de los canarios, ni blancos ni negros, y dellos que los haya, y nosotros no entendíamos por qué carajo nos hacían tanta burla mi general si estabamos tan naturales como nuestras madres nos parieron y en cambio ellos estaban vestidos como la sota de bastos a pesar del calor (...) y después vinieron hacia nosotros con sus cayucos que ellos llaman almadías, como dicho tenemos (...) y como vimos que eran buenos servidores y de buen ingenio nos los fuimos llevando hacia la playa sin que se dieran cuenta, pero la vaina fue que entre el cámbieme esto por aquello y le cambio esto por esto otro se formó un cambalache de la puta madre y al cabo rato todo el mundo estaba cambalachando sus loros, su tabaco, sus bolas de chocolate, sus huevos de iguana, cuanto Dios crió, pues de todo tomaban y daban de aquello que tenían de buena voluntad, y hasta querían cambiar a uno de nosotros por un jubón de terciopelo para mostrarnos en las Europas, imagínese usted mi general, qué despelote..."

 
 

Gabriel García Márquez
Autor de
El Otoño del Patriarca

 
  
  
   
 

 
  
 
  

  
  
  
   
   
   
 

SAN MARTÍN

INDEPENDENCIA ARGENTINA

VOLVER